¡LA LISTA DE LISTAS! Como preparar un buen temario para tus estudios

¿Estás listo para enfrentarte al desafío de las oposiciones pero te sientes abrumado por la tarea de crear un temario efectivo? ¡No te preocupes! En esta guía completa, te mostraremos cómo dominar el arte de diseñar temarios de oposiciones de manera eficaz, paso a paso.

  1. Examinar el plan de estudios de la oposición: El primer paso implica revisar detenidamente el plan de estudios oficial de la oposición, disponible en un apéndice de las bases. Es importante tener en cuenta que, si la nueva convocatoria aún no se ha publicado, pueden haberse realizado cambios con respecto al programa anteriormente vigente.
  2. Buscar fuentes actualizadas: Es fundamental obtener materiales de oposiciones actualizados y completos para elaborar el temario. Esto es especialmente relevante en el caso de textos legales, ya que suelen sufrir modificaciones con cierta frecuencia.
  3. Crear un esquema para cada tema de la oposición: Antes de comenzar a redactar, es recomendable diseñar una estructura clara de apartados y subapartados para cada tema, indicando de manera resumida los conceptos fundamentales que debe abarcar cada sección. Elaborar un esquema o consultar esquemas previamente elaborados será útil para tener una visión clara del contenido que debe incluir el temario.
  4. Redactar el temario de oposiciones: Una vez que se ha establecido la estructura del tema, se puede empezar a redactar el contenido correspondiente, utilizando los materiales recopilados. Es importante asegurarse de que el temario sea completo pero también fácil de comprender y memorizar.
  5. Revisar y realizar ajustes necesarios: Después de redactar el contenido, es importante revisarlo cuidadosamente de principio a fin para detectar posibles errores, incoherencias u omisiones. En caso necesario, se deben realizar las correcciones pertinentes.

Personalizar los temas de oposiciones: una alternativa intermedia

Aunque crear un temario desde cero puede ser muy laborioso y no siempre justificado, existe la posibilidad de personalizar un programa preexistente, como aquellos publicados por editoriales especializadas:

  • Ampliar las secciones que puedan parecer menos detalladas, agregando información adicional de diversas fuentes como legislación pertinente, notas de clases previas, otros recursos didácticos disponibles, entre otros. En el caso de oposiciones relacionadas con la educación, es posible incorporar conocimientos adquiridos a través de la experiencia profesional previa.
  • Reformular aquellas partes del temario que resulten confusas o difíciles de comprender en su redacción original, con el objetivo de hacerlas más accesibles y claras para el estudio.
  • Incluir notas al margen, referencias bibliográficas o trucos mnemotécnicos que faciliten la comprensión y memorización del contenido del temario, brindando herramientas adicionales para el proceso de aprendizaje.
  • Registrar las conexiones y relaciones entre diferentes secciones o temas del temario. Esta práctica resulta especialmente valiosa en situaciones donde se requiere integrar conocimientos de varias áreas en exámenes de desarrollo o supuestos prácticos.

Deja un comentario

dos × 4 =

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0.00