Exprime cada minuto en tus Opos

Si la vida te ha llevado a estudiar oposiciones, cada minuto cuenta, especialmente si decides prepararlas sin academia o mientras trabajas. Este artículo te enseñará a aprovechar al máximo tu tiempo con algunos consejos prácticos. La preparación para una oposición no es fácil, pero estos sencillos consejos te serán de gran ayuda.

Prepara todo el día anterior

Es fundamental empezar el día con un plan claro de estudio. No puedes levantarte y decidir qué estudiar en ese momento. Idealmente, deberías tener planificada, al menos, toda la semana. Aunque al principio puede ser difícil planificar a medio-largo plazo, es posible organizarse semanalmente y ajustar el plan diario según avanza la semana.

Aprovecharás mucho más tu tiempo si al finalizar tu día de estudio, dedicas 10 minutos a preparar los apuntes para el día siguiente. De este modo, cuando te sientes a estudiar, no tendrás que pensar en nada más que en estudiar.

Estudia con objetivos reales

Si tienes solo 3 horas de estudio al día, no puedes planear repasar toda la constitución, hacer 50 tests del procedimiento administrativo y crear un esquema sobre protección de datos. Debes fijar objetivos realistas que puedas cumplir.

Tampoco es recomendable establecer metas demasiado fáciles, ya que esto puede llevarte a distraerte fácilmente. Los objetivos deben ser desafiantes pero alcanzables para mantenerte enfocado y productivo.

Controla el tiempo

Controlar el tiempo de estudio es clave para un buen rendimiento. Utiliza un reloj (nunca el móvil) con función de cuenta regresiva que emita un pitido al finalizar el periodo programado. Puedes usar un simple reloj de cocina.

Por ejemplo, programa tu reloj para 40 minutos de estudio, seguidos de 5-10 minutos de descanso. Durante el descanso, realiza alguna actividad ligera como comer un helado, tender la ropa o relajarte en el sofá. Durante los 40 minutos de estudio, concéntrate exclusivamente en estudiar.

Es fundamental tener controlados los temas estudiados y el tiempo invertido en ellos. Descarga una plantilla gratuita de control de temas para no dejar nada sin repasar. También es útil utilizar un planificador mensual de actividades para tener todas tus citas controladas.

El móvil bien lejos

Pasamos muchas horas mirando el móvil, lo que es una gran distracción al estudiar. Si no esperas una llamada importante, deja el móvil en otra habitación. Consultar Instagram o Facebook no te ayudará a memorizar la constitución o entender la ley de hacienda.

Si dejas el móvil en silencio en el escritorio, estarás a un movimiento de brazo de distraerte. Evitar distracciones es clave para rendir en tus horas de estudio. Aprobar una oposición no se logra mirando el móvil.

Consigue una zona de estudio perfecta

Al fin y al cabo, es el lugar donde pasarás horas estudiando. Idealmente, debería ser una habitación dedicada exclusivamente para estudiar. Si tienes una habitación vacía, aprovéchala.

Debe ser un lugar usado solo para estudiar, ayudando a tu cerebro a asociar ese espacio con el estudio. Debe ser luminoso, bien ventilado y tener espacio suficiente para todo tu material. Evita colocar el escritorio frente a una ventana para minimizar distracciones.

Si estudias en la biblioteca, elige siempre el mismo lugar y organiza tus cosas de la misma manera para ayudar a tu cerebro a adaptarse rápidamente y mejorar tu rendimiento diario.

Conclusión

El objetivo es aprobar, por lo que todo lo que no contribuya a ello debe ser apartado. Planifica y controla tus horas de estudio. Estudia, descansa y vuelve a estudiar.

Deja un comentario

5 × 4 =

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0.00