Mejora tu sueño: mejora tus estudios

En este nuevo artículo nos centraremos en un aspecto fundamental para cualquier persona que esté preparando oposiciones: el descanso. A menudo se cree que tomarse un día libre o hacer pausas durante el estudio implica falta de productividad y aprovechamiento del tiempo.

Sin embargo, esta idea es equivocada. No se trata de estudiar más es mejor, sino de entender que todo esfuerzo requiere de momentos de recuperación, es decir, descanso.

Por eso, es esencial planificar tanto el tiempo de estudio como los períodos de descanso de manera adecuada. Numerosos estudios han demostrado que dormir adecuadamente contribuye a consolidar la información aprendida durante el día. Por lo tanto, es recomendable asegurar un sueño reparador para poder retener los conceptos estudiados.

¿Es mejor estudiar de día o de noche? Aunque muchos opositores prefieren estudiar de noche argumentando una mayor concentración, esto puede llevar a un cansancio excesivo durante el día, ya que contradice nuestro ritmo biológico natural.

¿Cuántas horas de sueño se necesitan? Según investigaciones de la Universidad de Harvard, se recomienda lo siguiente para distintos grupos de edad:

  • Adolescentes (14-17 años): 8-10 horas diarias.
  • Jóvenes (18-25 años): 7-9 horas diarias.
  • Adultos (26-64 años): 7-9 horas diarias.
  • Mayores (más de 65 años): 7-8 horas diarias.

¿Tienes dificultades para conciliar el sueño? Para aquellos opositores que sufren de insomnio o tienen problemas para dormir, aquí tienes una rutina previa al sueño que puede ayudar:

  • Después de estudiar, tómate una ducha, ponte el pijama y realiza actividades relajantes para preparar el cuerpo para dormir.
  • Opta por cenas ligeras para evitar malestares estomacales durante la noche.
  • Evita estudiar después de la cena, ya que puede aumentar la ansiedad y dificultar conciliar el sueño.
  • Reduce el uso de dispositivos electrónicos antes de dormir, ya que la luz de las pantallas puede afectar el ciclo del sueño.
  • Disfruta de una infusión relajante o un vaso de leche caliente antes de acostarte.

Siguiendo estos simples pasos, es posible mejorar la calidad del descanso, despertar con más energía y enfrentar el día con mejor ánimo. Evita acostarte muy tarde o dormir hasta tarde en la mañana para aprovechar al máximo el día.

Esperamos que estos consejos para dormir te ayuden a organizar mejor tu tiempo de descanso, que es igual de importante que el tiempo dedicado al estudio.

Deja un comentario

5 × 3 =

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0.00